La ¿promoción? de Claro Ecuador

Imagen

Tiene llamativas propagandas, hermosas campañas de responsabilidad social, vende los equipos tecnológicos más modernos y es una de las diez empresas más grandes del Ecuador, pero todo esto contrasta con lo que me tocó vivir con Conecel S.A. o más claro: ¡Claro!

Viernes 20 de septiembre, cerca de las 14h00, llamé al servicio de atención al cliente para consultar sobre mi plan de celular que tengo con la mencionada compañía. Muy amablemente fui atendido por una señorita que me brindó la información requerida, y adicionalmente me explicó que tenían una promoción, la cual, me cautivó.

La supuesta promoción me permitiría por un pago de veintinueve dólares (incluido impuestos) tener mensualmente veintiocho dólares, megas de navegación, redes sociales ilimitadas, veinte mensajes de texto, ¡Una ganga!, pensé. Inmediatamente accedí, pues la ¿promoción? Me resultaba muy beneficioso.

Fue cuestión de un minuto para que la chica active la ¿promoción? Sin firmas, ni papeleos, solo con un sí, nada de trabas cuando se trata de ganar unos cuantos centavos más.

Hoy estoy de suerte, pensé, pero se me acabó pasadas las 17h00, otra llamada ¿quién será? ¡Claro! Que era Claro. Otra amable señorita me llamó a decir que había ocurrido un error, no eran 28 dólares de saldo los que me daría Claro, sería la fabulosa, genial y conveniente cantidad de 9, NUEVE, NUEVE, NUEVE, NUEVE tristes dólares; diecinueve dólares menos de lo prometido en la ¿promoción?

Después de la sorpresa y mal sabor que ocasionó la noticia, entendí que en realidad pudo haberse tratado de un malentendido, así que accedí y pedí que se me regrese a mi antiguo plan, sin rabietas, ni reclamos ¿para qué amargarme un viernes? Pero no contaba con la astucia de Claro, pues para mi sorpresa la chica supo manifestarme que no podían ayudarme con ¿mi? Problema, y se desarrolló un dialogo, más o menos así.

Yo: ¿cómo que no pueden regresarme a mi plan anterior?

Chica amable: Tienen que pasar treinta días para que pueda regresar a su plan anterior.

Yo: ¿Y mientras tanto tendré que pagar un mes, por un servicio que yo no quiero ni he pedido?

Chica amable: lo entiendo.

Yo: Esto es un abuso, si fue un error suyo.

Chica amable: lo entiendo.

Yo: Es decir que dentro de un mes tendré que llamar nuevamente.

Chica amable: Es que para bajar su plan nosotros no podemos ayudarlo, usted tendrá que dirigirse a las oficinas de atención al cliente.

Sentí que una corriente recorrió mi cuerpo, mis piernas temblaron y sentí un leve mareo, era un coraje, pero un coraje en serio.

Yo: ¡Cómo me puede decir eso! Es decir que solo para pagar más ayudan y para pagar menos no.

Chica amable: Lo entiendo, lo entiendo, lo entiendo…

Yo: ¡Es decir que tendré que ir a perder el tiempo a sus oficinas para solucionar un error suyo, los voy a denunciar!

Colgué (debo confesar que también le envié un cariñoso mensaje a los dueños de Claro, espero se lo hayan dado), llegue a casa y llame a la Superintendencia de Telecomunicaciones, receptaron mi queja, me dijeron que llevarían el proceso y que en los próximos días alguien de Claro se contactaría conmigo para buscar una solución, agradecí y colgué. Por algún motivo me sentí un tanto aliviado.

Pasaron los días, esperé la llamada que nunca llegó. Hoy se cumple una semana de haber contratado la ¿promoción? Pero nada, no ha pasado nada. Pasé a ser un estafado más, y no fue un cuentero, un hombre sin la más elemental educación ni principios, fue por una de las empresas más grandes del Ecuador, por eso quizás, no pasa ni pasará nada.

A manera de rima y de conclusión: ¡Claro me estafó y a la Superintendencia de Telecomunicaciones no le importó!

Decidí escribir para volver a sentir ese alivio pasajero que sentí cuando llamé a la Superintendencia de Telecomunicaciones, y ¡funcionó! Y de paso advertirles, no crean en todas esas ¿promociones?, además para quejarme porque ya ha pasado una semana y no he recibido ni un mensaje, ni un correo diciéndome: ¡Felicidades por tu primera semana como estafado! Qué mala comunicación con el cliente…

Anuncios

2 thoughts on “La ¿promoción? de Claro Ecuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s