Candidatos a la caza de la opinión pública

Politicosopinionpublica

Por estos días en Ecuador los candidatos y asesores políticos quisieran tener una varita mágica que les permita conocer la opinión pública en sus ciudades y provincias. Sin embargo existe al menos dos grandes problemas en este anhelo, el primero, y el más obvio, es que aquella varita mágica no existe, y el segundo es que la opinión pública es algo tan complejo y de a ratos incomprendido.

Tan complicada es la opinión pública, que pese a ser ampliamente nombrada y estudiada, todavía no hay un criterio unificado sobre su definición. Se dice que su concepto es una polisemia, por lo cual no voy a pretender definir a la opinión pública, pero si deseo hacer énfasis en que hace varios años Holtzendorff se refirió a la opinión pública como una “censura moral”, y Von Ihering la llamo la “inspectora de todo lo moral”.

Hoy que estamos en campaña todos apuntan a tener de su lado a esa inspectora y censura de todo lo moral para ganar las elecciones. Es decir, hacer creer a los votantes que apoyar a un determinado candidato es lo moralmente correcto, caso contrario, serás aislado por los demás.

buenoymaloEs por eso que muchas campañas están centradas en descalificar moral y éticamente a su adversario político, acusarlo de corrupción e inmoralidad busca construir una opinión pública, ¡nadie querrá apoyar a un corrupto! Y para ello se usa slogans, afiches, videos, adhesivos en vehículos, publicaciones en redes sociales, “noticias”, artículos de opinión… todo vale para lograr este cometido.

Los medios de comunicación, o las fábricas de la opinión pública como los llamó Ramonet, también llevan una importante tajada en la intención de construir este acuerdo unificado en una población, algunos más frontales que otros emiten sistemáticamente “noticias” y artículos de opinión favorables a una determinada corriente de pensamiento.

¿Qué será correcto y qué no? muchos ciudadanos despejan esta pregunta en los diarios, noticieros de radio y televisión, redes sociales, y tertulias con amigos o familiares; y en todos lados, los políticos están allí con su mensaje tratando de ganarse una opinión pública favorable, y desde luego, el voto de la mayoría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s